Lo que hacemos

Los Puntos Limpios fijos cuentan generalmente con 2 puertas, una para el acceso de los usuarios y otra para los vehículos encargados de la retirada de los contenedores.

Las instalaciones están cerradas por un cerramiento perimetral y en su interior encontramos:

Contenedores de gran volumen para residuos generalmente NO peligrosos (escombros, chatarra, podas, voluminosos, madera, etc.).
Contenedores de pequeño volumen específicos para residuos especiales (aceite de motor, baterías, etc.) y otros residuos reciclables NO peligrosos.

Los contenedores, perfectamente identificados para su correcta utilización, están ubicados en la zona conocida como muelle de descarga, que es desde donde el usuario deposita los residuos.

La otra zona, conocida como la playa, es el lugar de acceso de los vehículos encargados de retirar los contenedores.