Formas de volver a utilizar aquello que ya no nos sirve

La cultura del reciclaje se está afianzando cada día más, hoy es mas factible que la gente se sensibilice con en medio ambiente y trate de causar un impacto menor en el mismo; el reciclaje es cuestión de cada uno de nosotros y muchas veces no se trata de una decisión, es mas bien una obligación; ya el mundo nos ha dado las señales de que no puede seguir adelante con este ritmo de vida, por demás, dañino.

Reciclaje de metales: una de las mejores maneras de colaborar con el ambiente

Así como se da el reciclaje a nivel más casero, existen sistemas industriales y profesionales de Les Corts que pueden reaprovechar los residuos, es así como vemos en la industria del papel, la inclusión de una pequeña porción de reciclado en el papel nuevo- por lo general, la porción es tan pequeña que no afecta la calidad general del papel- y en la industria metalurgia la fundición de materiales metálicos para la fabricación de nuevos productos; con el atractivo de que el metal reciclado puede ser tan bueno como el nuevo si pasa por un buen proceso de purificación.

Sin dudas, el reciclaje del metal es el más óptimo de todos porque este no pierde ninguna de sus cualidades, cuando se funde se puede obtener un material tan puro como en un principio; no somos capaces de notar la diferencia, quizá esa cerradura nueva que ha comprado  proviene de un material reciclado y no solo se puede reutilizar en cerraduras, existe una gran gama de productos de metal cuya materia prima proviene del reciclaje.

La verdad es que si el metal no se reciclara, la contaminación sería muy grande, al punto en que ya no se podría vivir de tantos escombros, pero más allá de eso, si el metal no se recicla, ya no habría recurso para la fabricación de nuevos productos y reutilizar mas otros como el plástico y capsulas de café.

Si bien los recursos naturales como el metal no son renovables, si son reusables una y otra vez, se puede decir que tienen vida eterna. Claro está, queda de parte de cada uno de ostros que el metal que ya ha quedado en desuso vuelva al ciclo productivo a través del reciclaje.

¿Cómo podemos colaborar reutilizando?

Para el ciudadano común y corriente no es posible reusar el metal, pero si que podemos disponer estos residuos en los depósitos indicados para que vayan a parar al proceso de reciclaje; esto es, sin dudas, un aporte muy significativo para aprovechar el recurso.

La consciencia y el respeto por el medio ambiente que nos rodea no puede ser cuestión de unos pocos, más bien debe ser una cuestión de todos, después de todo el beneficio se reparte por igual.

Lo que está claro es que la gente está cambiando y cada día estamos mas concienciados de que el planeta si no lo cuidamos nos vamos al garete todos sin excepción y si nos vamos, otra clase de seres resurgirá de las cenizas porque nosotros no somos los dueños de la naturaleza aunque juguemos un gran papel.

La clave es seguir consumiendo a ritmo frenético como ya lo hacemos, pero considerando los desechos como una oportunidad para volver a utilizar todo aquellos que nos sirvió con un proposito pero que ya no nos es útil después de usarlo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *